Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

La compra anual de una persona celiaca vale 1040,00 € más al año respecto a una persona no celiaca

Feb 14

La compra anual de una persona celiaca vale 1040,00 € más al año respecto a una persona no celiaca

Según el “Informe de Precios sobre Productos específicos Sin Gluten 2017” elaborado por FACE la compra anual de una persona celiaca vale 1040,00 € más al año respecto a una persona no celiaca.

Muchos productos alimenticios pueden incluir gluten entre sus ingredientes ya sea de manera directa o mediante contaminación cruzada. Afortunadamente, la industria alimentaria está cada vez más concienciada con este colectivo, elaborando sus productos sin gluten para hacerlos aptos para personas con esta patología. Además, actualmente los productos sin gluten no específicos para personas celiacas tienen el mismo precio que aquellos que lo contienen. El problema reside en los productos sin gluten específicos para personas celiacas (como pueden ser pan, pasta, bollería, harinas, etc.) que tienen un precio mucho mayor debido a la diferencia en sus costes de producción, a lo que hay que añadir que los consumidores celiacos se ven obligados a asumir un 21% de IVA que eleva la categoría de estos productos de primera necesidad a la de productos de lujo.

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) ha elaborado el “Informe de Precios de productos específicos sin gluten 2017” cuyo objetivo es conocer con carácter semanal, mensual y anual, el gasto extra que supone para una persona celiaca el hecho de seguir una dieta sin gluten. El informe de precios muestra la diferencia económica entre la cesta de la compra de una persona que padece la enfermedad celiaca, y por lo tanto debe llevar una dieta sin gluten, respecto de otra persona no celiaca.

El estudio se ha realizado basándose en una dieta de 2000 a 2200 calorías, siendo esta la ingesta aproximada de calorías que recomiendan los expertos para adultos sanos. Estos requerimientos pueden ser distintos en niños, adolescentes, personas con actividad física elevada, ancianos o personas con determinadas patologías.

El estudio revela que la cesta de la compra de una persona que padece la enfermedad celiaca se encarece en 1040,00 € anuales. A pesar del aumento de personas celiacas y el aumento en la compra de productos sin gluten por otro tipo de consumidores, la bajada sufrida por los productos sin gluten continúa siendo insuficiente.

El crecimiento en la venta de productos sin gluten ha conseguido rebajar la cesta de la compra de las personas celiacas casi 400,00 € desde 2009, pero sigue siendo deficiente, ya que perjudica la economía familiar de las personas que padecen esta enfermedad. Además, al ser una enfermedad genética en una misma unidad familiar puede haber más de un miembro celiaco incrementándose así más aún si cabe este coste. Existen casos de familias con hasta 4 ó 5 miembros celiacos, teniendo que multiplicar este sobre coste y teniendo serias dificultades para hacer frente a esta dieta-tratamiento.

Cabe destacar que las personas que soportan estos gastos extraordinarios no reciben ningún tipo de bonificación ni subvención estatal, solución que sí se contempla en la mayor parte de los países de la Unión Europea, entre ellos Italia, Francia y Reino Unido. Actualmente, en algunas Comunidades Autónomas gracias a las diferentes asociaciones ya se dan algún tipo de ayudas, bien en forma de lotes de productos alimentarios o económicas. Existen asociaciones que ofrecen lotes de productos sin gluten para familias con bajos recursos como son ACEX (Asociación de Celiacos de Extremadura), ACET (Asociación de Celiacos de Tenerife), ASOCEPA (Asociación de Celiacos de las Palmas) y ACEME (Asociación de Celiacos de Melilla) entre otras. Las ayudas económicas son más escasas, el año pasado por ejemplo sólo se ofreció ayuda económica a las personas celiacas de Vizcaya. Desde las asociaciones y desde FACE se traslada a las Administraciones Públicas las carencias que existen al respecto, en comparación a otros países vecinos. No obstante, para aquellas personas que presenten el informe de una trabajadora social que describa las condiciones económicas desfavorables, se les exime de pagar cuota de socios y si se tiene la capacidad, se les suministra productos sin gluten de manera gratuita, dependiendo de las subvenciones y ayudas a las que puedan optar las diferentes asociaciones.

En las últimas elecciones todos los partidos políticos se comprometieron a buscar algún tipo de solución a este problema que sufre el colectivo de celiacos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometió, en un vídeo de campaña, a trabajar para que las personas celiacas puedan comprar productos sin gluten al mismo precio que el resto, sin que les suponga un sobre coste. “Somos conscientes de que esto supone un coste añadido y vamos a hacer cuanto esté en nuestra mano para intentar que eso deje de ser así” concluyó antes de las elecciones. No obstante, la realidad muestra que a día de hoy esta problemática sigue sin resolverse. Desde FACE pedimos por favor a los políticos que se enfrenten a este problema, cumpliendo así con las propuestas realizadas. El estudio que El Defensor del Pueblo remitirá a las Cortes Generales y a las Administraciones competentes abordará esta problemática, e intentará buscar una solución.

Para descargar “Informe de Precios sobre Productos específicos Sin Gluten 2017” elaborado por FACE pinche aquí.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Formación FACE
FACE ASISA