Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Avena y Sistema de Licencia Europeo “Espiga Barrada” (ELS)

Nov 06

Avena y Sistema de Licencia Europeo “Espiga Barrada” (ELS)

La avena es un cereal que ha despertado mucha controversia en los últimos años, debido a que siempre se ha excluido de la dieta sin gluten (DSG). Sin embargo, diversos estudios determinan que la avena libre de contaminación (avena sin gluten) puede ser tolerada por gran parte del colectivo celiaco.

Incluso la propia legislación europea, en concreto el nuevo Reglamento Europeo (UE) nº 828/2014, hace una especial mención sobre la misma:

“La mayoría de las personas que padecen intolerancia al gluten pueden incluir la avena en su dieta alimentaria sin que ello tenga efectos nocivos para su salud. La comunidad científica realiza actualmente estudios e investigaciones sobre esta cuestión. Sin embargo, un importante motivo de preocupación es el hecho de que la avena se contamine con el trigo, el centeno o la cebada, algo que puede ocurrir durante la cosecha, el transporte, el almacenamiento y el tratamiento de los cereales.”

Además, uno de los requisitos exigidos en dicho reglamento a los alimentos que contienen avena sin gluten, se especifica lo siguiente:

“La avena contenida en un alimento que se presenta como un producto sin gluten deberá haber sido específicamente elaborada, preparada y/o procesada para evitar la contaminación por el trigo, el centeno, la cebada o sus variedades híbridas, y su contenido de gluten no podrá sobrepasar los 20 mg/kg”.

Debido a todo esto, para poder asegurar en todo momento la seguridad de la avena que se emplee para elaborar productos sin gluten susceptibles de obtener la certificación Sistema de Licencia Europeo “Espiga Barrada” (ELS) se establece el siguiente control:

La avena sin gluten será considerada como una materia prima de alto riesgo. No obstante, el fabricante que trabaje con esta materia prima deberá analizar el 100% de todos los lotes de avena sin gluten que adquiera, para demostrar la ausencia de gluten (<20 ppm o mg/kg).

Con ello se busca que toda la avena empleada aporte las máximas garantías de seguridad para el colectivo, y no ver comprometida su salud en ningún momento.

Por otro lado, para que la identificación de los productos que la contengan resulte más fácil para el consumidor celiaco, dichos productos siempre irán acompañados del siguiente logotipo:

Avena

Si se decide incluir la avena sin gluten en nuestra alimentación, esta incorporación debe hacerse de forma paulatina, aumentando poco a poca la cantidad. Así como prestar atención a la reacción de nuestro organismo frente a la misma.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Formación FACE
FACE ASISA