Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Reglamentación

Reglamento

REGLAMENTO Nº 1169/2011

El Reglamento de la Unión Europea 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor es de aplicación obligatoria desde diciembre del 2014.

El Reglamento 1169/2011 introduce importantes novedades en muchos ámbitos fundamentales, entre ellas podemos destacar las siguientes ventajas para el colectivo celiaco, gente con alergias alimentarias y otros consumidores finales:

  • Se establece una información nutricional obligatoria, aplicable prácticamente a todos los alimentos envasados, que debe figurar en el etiquetado, tanto en lo que se refiere a composición de grupos de nutrientes como al valor energético por 100 gramos o por 100 mililitros
  • Se introducen unas reglas muy detalladas sobre claridad y legibilidad del etiquetado, que incluyen requisitos de tamaño de letra y lugar de ubicación de la información
  • Se obliga a informar sobre el país de origen del producto en el etiquetado y se establecen las reglas para hacer efectiva esta obligación
  • Se regula como obligatoria la información sobre los 14 alérgenos de alimentos que deberán de aparecer en la lista de ingredientes (incluido el gluten)
  • En cuanto a algún tipo de ingredientes, como los aceites o grasas de origen vegetal, se regula el cómo pueden aparecer en el etiquetado
  • También se introduce la definición de trazas y se obliga a indicar claramente su presencia en la lista de ingredientes
  • También se enumeran los alimentos que están exentos de la información nutricional obligatoria, estos serían los productos sin transformar que incluyan un solo ingrediente, o aquellos que solo tienen un solo ingredientes y han sido transformados por curación, las aguas destinadas a consumo humano, plantas aromáticas, sal, edulcorantes, etc.
  • Se excluyen de llevar información nutricional además los extractos de café, achicoria, granos de café, infusiones de hierbas y frutas, vinagres, aromas, aditivos, coadyuvantes tecnológicos, enzimas alimentarias, gelatina, espesantes, levadura, chicles, alimentos en envases de superficie menor a 25 centímetros cuadrados, y todos aquellos alimentos directamente suministrados por el fabricante en pequeñas cantidades al consumidor
  • En los restaurantes, bares y catering es obligatorio que aparezca todos los ingredientes que sean alérgenos o provoquen una intolerancia. Tal información debe estar disponible y ser fácilmente accesible de forma que el consumidor este informado. La forma de comunicarlo puede ser de manera oral o escrita, recomendándose siempre que se haga de manera escrita.