Tratamiento
Inicio | Tratamiento | Medicamentos

Medicamentos

La ingesta de pequeñas cantidades de gluten daña las vellosidades intestinales de la persona celiaca, siempre. Los productos de venta en Farmacias como: medicamentos, complementos alimenticios y otros pueden contener gluten y es importante identificarlo antes de iniciar el tratamiento.

Si el tratamiento es con receta, por lo tanto, prescrito por un médico, éste tiene que saber si lleva o no lleva gluten antes de recetarlo a una persona celíaca. No obstante, es recomendable comentarlo en la farmacia a la hora de recoger el medicamento, para asegurarnos de que está bien pautado.

Si es de indicación, será el farmacéutico directamente el que tenga que identificar si este contiene o no gluten. En España los laboratorios farmacéuticos están obligados, por la ley del medicamento, a declarar en el prospecto si el gluten está presente como excipiente.

En cuanto a la legislación existente que regula el etiquetado e información del contenido de gluten en los medicamentos tenemos: el artículo 34 del Real Decreto 1345/2007 de 11 de octubre que regula todos los medicamentos fabricados industrialmente y la declaración obligatoria de la presencia como excipiente de almidón de trigo, avena, cebada, centeno, o triticale y sus derivados, en el prospecto, la ficha técnica y el etiquetado del mismo, y Circular 02/2008 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios estipula que se debe facilitar la siguiente información: se deberá incluir la siguiente información:

  • Si el medicamento contiene menos de 20 ppm de gluten, se declarará su presencia, pero también se indicará: “es adecuado para pacientes celiacos” y “los pacientes con alergia a X (distinta de la EC) no deben tomar este medicamento”.
  • Si el medicamento contiene más de 20 ppm se incluirá la siguiente información: “este medicamento contiene almidón de X, que equivale a “x” ppm de gluten, lo que debe ser tenido en cuenta por los pacientes celiacos”, “los pacientes con alergia a X (distinta de la EC) no deben tomar este medicamento.”

Es decir, leyendo el prospecto y el cartonaje de los medicamentos siempre se va a poder identificar si son o no aptos para las personas celiacas. Pero siempre es recomendable informar al farmacéutico para que contraste la información ofrecida por el médico o recomiende un producto determinado. El farmacéutico es un profesional especializado que puede ayudar a conocer cuáles son los medicamentos y otros productos farmacéuticos aptos o no para personas celiacas y más indicados para cada situación.

Revisado por el grupo de nutrición de SEFAC

COMPARTIR:

Facemovil

Facejoven