Inicio | Blog | Noticias FACE 2016 | Cómo encontrar el azúcar escondido en los alimentos

Cómo encontrar el azúcar escondido en los alimentos

Los distintos nombres del azúcar escondido en los alimentos que consumimos

Las personas celiacas y sus familiares están acostumbrados a tener que leer etiquetas buscando la presencia de gluten entre su lista de ingredientes. Si además también os interesa la composición nutricional de los alimentos prestaréis atención a las etiquetas nutricionales de los productos. Allí es donde podemos conocer la composición de los alimentos, cuál es la cantidad de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas), micronutrientes (vitaminas y minerales), el contenido de fibra, sal, etc. que nos aportan.

En ocasiones, los productos industriales tiene como uno de los principales ingredientes el azúcar: la bollería sin gluten, los snacks dulces, los postres, etc. Incluso productos que se publicitan como “bajos en grasa” o “light”, pueden contener azúcar como segundo ingrediente. Leed siempre las etiquetas de los productos alimenticios: es el seguro de vida del consumidor frente al marketing de la desinformación.

El azúcar que no ves

Tenemos claro que en los productos dulces hay azúcar (o edulcorantes artificiales), pero productos salados y “sanos” como una pechuga de pavo en lonchas también puede tener este ingrediente añadido. Pero atención, porque no siempre se llama “azúcar”. Debéis tener mucho cuidado con los productos específicos sin gluten, y no abusar de ellos ya que utilizan el azúcar añadido para conseguir que sean sabrosos y apetitosos.

Aquí tenéis un pequeño listado con algunos de los nombres más frecuentes que puede recibir el azúcar añadido en los productos alimenticios.

cuadro

Fuente tabla: Irina Casablanca Dietista-Nutricionista

En una misma lista de ingredientes pueden aparecer varios de estos nombres. La cantidad de azúcar recomendable al día es de 50 g, aunque la OMS pretende reducir esta cifra a 25 g. Siempre estamos a tiempo de reeducar a nuestro paladar para que aprenda a apreciar el sabor original de los alimentos. Reducir poco a poco el consumo de azúcar y optar por alimentos en lugar de productos puede ayudarnos a ello.

Una de las patologías relacionadas con la enfermedad celiaca es la diabetes, por lo que hay que tener especial cuidado y evitar el consumo excesivo de productos con alto contenido en azúcares. Además, según el colectivo médico algunas personas celiacas suelen tener problemas de colesterol o triglicéridos elevados, así como sobrepeso, por lo que se recomienda no abusar de estos productos específicos. Una buena opción aprender a cocinar en casa pan o bollería y alternar con los productos específicos industriales.

Desde AOECS (Sociedad de Asociaciones de Celiacos de Europa) son conscientes de esta problemática real y están desarrollando un nuevo logo para denominar a los productos sin gluten saludables.

COMPARTIR:

Facemovil

Facejoven