Inicio | Blog | Noticias FACE 2016 | Diagnóstico temprano en niños a partir de su patrón de crecimiento

Diagnóstico temprano en niños a partir de su patrón de crecimiento

Investigadores finlandeses dan con un sistema que permite detectar la enfermedad mucho antes de que se presenten los síntomas.

Se trata de una metodología de diagnóstico de bajo coste y no invasiva.

Los patrones de crecimiento de los niños podrían guardar la llave para conseguir detectar la enfermedad celíaca de forma prematura, según un estudio de un grupo de investigadores finlandés. Justo antes del diagnóstico, el crecimiento de la mayoría de niños con celiaquía analizados se mostró irregular. Según los investigadores de la Universidad de Finlandia del Este, que han publicado sus conclusiones en JAMA Pediatrics, la detección de la enfermedad se podría haber realizado “varios años antes” si se hubiese llevado a cabo un programa de monitorización del crecimiento fiable y riguroso.

Conviene recordar que entre los síntomas de la enfermedad se cuentan la malnutrición y, entre los más pequeños, una baja estatura o la incapacidad de ganar suficiente peso. Los investigadores finlandeses han revisado los registros de tres hospitales universitarios entre 1994 y 2009 para comparar las pautas de crecimiento de más de 51.000 niños con buena salud, de entre cero y 20 años, con pacientes a los que se diagnosticó celiaquía antes de los 16 años. Los resultados mostraron que más de la mitad de los pacientes celíacos jóvenes (57% chicas y 43% chicos) experimentaron unos patrones de crecimiento inferiores a la media durante los dos años anteriores al diagnóstico de la enfermedad. Ninguno de los 177 niños con enfermedad celíaca presentaba ninguna otra condición que perjudicase su crecimiento, según el estudio.

Los investigadores consideraron cinco factores a la hora de evaluar y hacer seguimiento de las pautas de crecimiento: cuán diferente es la altura y el índice de masa corporal de un niño celíaco en comparación con la media de la población; cuánto dista la altura del niño de la altura que le correspondería por la media de su edad; y el ritmo de crecimiento y el índice de masa corporal comparados con la media de la población infantil. Si bien ninguno de estos cinco indicadores es suficiente por separado para predecir la enfermedad celíaca, los investigadores aseguran que, combinados, permiten hacer un diagnóstico temprano con un alto grado de acierto. En su opinión, tener en cuenta estos factores cuando se hace seguimiento de la población pediátrica, es una manera económica y no invasiva de detectar la patología mucho antes de que se manifiesten los síntomas.

COMPARTIR:

Facemovil

Facejoven