Inicio | Blog | Noticias FACE 2017 | La Junta de Andalucía no tiene en cuenta a los alumnos celiacos en una de sus actividades

La Junta de Andalucía no tiene en cuenta a los alumnos celiacos en una de sus actividades

Con motivo de la iniciativa europea para fomentar el consumo de frutas y hortalizas entre los escolares, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural iniciaron en el curso escolar 2009/2010 el desarrollo de un proyecto integral de distribución de frutas y hortalizas en centros docentes sostenidos con fondos públicos de Andalucía.

Este proyecto, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural con la ayuda financiera de la Comunidad Europea, tiene, entre otros, los siguientes objetivos: incrementar y consolidar la proporción de frutas y hortalizas en la dieta infantil, contribuir a la mejora de los hábitos alimenticios, e institucionalizar en los colegios la semana de las frutas y hortalizas.

La delegada de la Junta ha precisado que durante este curso participan en este programa un total de 1.400 centros de las ocho provincias, llegando a más 400.000 escolares entre los que se repartirán más seis millones de raciones de frutas y hortalizas.

El plan de consumo de frutas en las escuelas de Andalucía no tiene en cuenta un año más a los alumnos celiacos al volver a incluir entre los productos que suministra a los alumnos de colegios que se han adscrito a este plan “Gazpacho con gluten”.

Desde 2015 la Federación de Asociaciones de Celiacos Andaluza ha intentado que dicho “gazpacho” sea sustituido por cualquier otra fruta o bien por otra marca “sin gluten”. El pasado año ya se denunció ante todas las instancias relacionadas con este plan dicho producto dado que aparte de contener “gluten” no cumplía la legislación vigente en materia de etiquetado ya que no incluía ninguna mención a los alérgenos que contenía.

Todas las actividades alimentarias realizadas en centros escolares deberían contemplar las alergias e intolerancias de sus alumnos, y ante la imposibilidad de sustituir el producto ofrecer una alternativa para este colectivo.

COMPARTIR:

Facemovil

Facejoven