Inicio | Blog | Noticias FACE 2016 | Países de la Unión Europea que otorgan ayudas a las personas celiacas

Países de la Unión Europea que otorgan ayudas a las personas celiacas

Países de la UE que otorgán ayudas a las personas celiacas y tipos de subvenciones.

Las personas celiacas deben consumir productos específicos sin gluten. Cuando hablamos de productos específicos sin gluten nos referimos a aquellos que se han elaborado específicamente para personas celiacas (pan, pastas, dulces, harinas) evitando la utilización de harinas con gluten y evitando contaminaciones cruzadas en su producción. Pese a quela oferta y la disponibilidad de estos alimentos se han ampliado considerablemente en la última década, el precio de estos productos sigue siendo demasiado elevado.

Una familia con una persona celiaca entre sus miembros, tomando como base una dieta de 2.000 a 2.200 calorías, puede incrementar su gasto en la cesta de la compra en casi 100€ al mes sobre otra familia que no cuente con ningún celíaco entre sus miembros. A esto hay que sumar que en algunas familias varios de sus miembros son celiacos por lo que el gasto se multiplicaría.

Frente a esta situación de clara desigualdad, desde FACE y las diferentes asociaciones de celiacos, no cesan en su lucha para el abaratamiento de los costes de estos productos o conseguir algún tipo de subvención económica o alimentaria que pueda ayudar a las familias a hacer frente a esos elevados costes que supone la dieta sin gluten.

Extremadura y Vizcaya destinan prestaciones que invierten en lotes de productos específicos para familias con celíacos, especialmente para las más desfavorecidas. En el resto de las comunidades la concesión de ayudas para este sector de la población sigue siendo una asignatura pendiente. De todos modos estas ayudas alimentarias y económicas son insuficientes y no llegan a toda la población.

También existen las ayudas de MUFACE que se configuran como una cuantía anual que se calcula en función de la capacidad económica del beneficiario de la prestación según baremo establecido en la convocatoria, siendo el máximo anual de 618,00 euros y el mínimo de 339,90 euros. Los beneficiarios son aquellos mutualistas o, en su caso, los beneficiarios de MUFACE que padezcan la enfermedad celíaca debidamente acreditada.

El año pasado FACE se puso en contacto con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad mediante un escrito cuyo objetivo era la adopción de medidas necesarias para que las personas celiacas pudieran recibir algún tipo de ayuda para la compra de productos sin gluten, el cuál respondió que quedaba DESESTIMADA dicha petición.

Este año gracias a varios partidos políticos que han colaborado con las diferentes asociaciones de celiacos se han aprobado diferentes Proposiciones No de Ley (PNL) en diferentes comunidades autónomas y provincias, como Madrid, Valencia, Huelva, Cádiz, las cuales se llevaran al congreso de los diputados con la esperanza de poder cambiar esta situación.

Desde FACE y las diferentes asociaciones de celiacos tenemos como uno de nuestros objetivos principales conseguir que los productos específicos sin gluten bajen sus precios o que desde el Gobierno se tome alguna medida para que este colectivo pueda tener un mejor acceso a ellos.

Actualmente, nos encontramos trabajando en ello y necesitamos la ayuda y el apoyo de todos los celiacos familiares para hacer fuerza en esta lucha. Esperamos encontrar pronto una solución que disminuya las diferencias entre el colectivo celiaco y el resto de la población, ya que la dieta sin gluten es su único tratamiento a día de hoy.

A continuación se expone un breve resumen sobre cómo se encuentra la situación actual para el colectivo celiaco en el resto de países de la Unión Europea:

  • En Dinamarca hasta los 18 años las personas celiacas perciben 40 euros al mes. Una vez superada esta edad y hasta los 65 años, la ayuda es de 200 euros.
  • En Finlandia, la ayuda es de 78,44 euros mensuales hasta los 16 años, que desciende a 21 euros después de esta edad.
  • Francia a través de la Seguridad Social otorga mensualmente 33,5 euros a los niños y 45,73 euros como máximo a los adultos, necesitando para ello una justificación mediante las etiquetas de los productos específicos sin gluten.
  • En Suiza la Seguridad Social se hace cargo hasta los 20 años del coste de los alimentos específicos sin gluten; a partir de esa edad, reciben una asignación fija anual.
  • En Holanda, existen dos alternativas; se puede optar por una leve desgravación del IRPF o por una ayuda económica cada dos meses.
  • Malta ofrece a las personas celiacas la posibilidad de comprar productos por prescripción médica a través de los servicios de farmacia de los centros de salud.
  • Reino Unido presenta una situación similar, donde la compra de los alimentos sin gluten se realiza por prescripción médica. Los productos son gratuitos hasta los 16 años y a partir de los 65. Entre los 16 y 65 años, hay que pagar un suplemento de 104 libras al año por todos los productos prescritos.
  • Italia es un caso particular, pues hace distinción de género a la hora de conceder subvenciones a las personas celiacas, que perciben entre 45 y 94 euros mensuales entre los seis meses y los 10 años. A partir de entonces,140 euros mensuales a los hombres y 90 a las mujeres. Los productos específicos sin gluten se distribuyen a través de farmacias, hospitales o centros dietéticos y se encuentran avalados por el Ministerio de la Salud.
  • Los países europeos con menores prestaciones son Alemania, que no concede ninguna ayuda a nivel estatal para la adquisición de productos sin gluten,Bélgica, dónde solo se subvenciona a los celíacos hasta los 21 años y Luxemburgo, dónde la asociación de celiacos facilita un documento para solicitar la ayuda que consiste en un reembolso de los gastos, previo pago de estos por las familias.
COMPARTIR:

Facemovil

Facejoven